Archive for the ‘review’ Category

Review de la Feria de Empleo LULAC

julio 16, 2009

Hoy (miércoles, 15 de julio) opté por combatir mi estado de desempleo. Decidí asistir a una feria de empleo que se está llevando a cabo (hasta el viernes, 17 de julio) en el Centro de Convenciones de Puerto Rico.

No solamente me vestí como ejecutivo, sino que también procuré llevar una carpeta con resumés fotocopiados en el papel más caro que pude comprar. Mi modus-operandi era “sofisticación”.

“Algo conseguiré hoy”, pensé.

Dado a que el estacionamiento en el Centro de Convenciones es costoso, le pedí a mi primo Gadiel que me diese pon hasta los predios. Lo llamaría al final de la actividad para que me busque. Llegué por la tarde y entré con mi mente hecha; no saldría de allí sin por lo menos una entrevista de trabajo.

Nunca antes había asistido al Centro de Convenciones. Mucho menos a una feria de empleo. Ambas experiencias me tenían curioso y entusiasmado. Mi idea de “una feria de empleo” era la siguiente: un espacio amplio, repleto de diferentes “booths” representando diferentes compañías. En dichos “booths”, empleados de estas compañías te orientan al respecto de qué tipo de empleado están buscando tanto como qué tipo de empleo ofrecen. Una vez te orienten acerca las plazas disponibles, estos empleados tomarán tu resumé para luego hacérselo llegar al departamento de Recursos Humanos de su compañía. Si el empleado que te orienta, está bastante arriba en el “chain of command” de esta compañía, quizá hasta te pudiesen hacer una entrevista preliminar para poner una “buena palabra” por ti.

Olvídate yo me imaginaba el edén de las ferias de empleo.

Me bajé del carro y entré fantaseando acerca mi futuro. Antes de entrar al área donde se encuentran los “booths” tienes que atravesar un “lobby” en el cual hay una mesa de información. Allí pregunté si tenía que pagar algo para “participar de la feria”, me indicaron que no, la feria era abierta al púbico y (yo) era considerado un invitado. ¡Qué formidable mano!

Entré al salón principal y con lo primero que me topo es con el “booth” de MillerCoors, cervecería americana. “¡uff vamos bien!” pensé. Me dirigí hacia el “booth” y pregunté cuales eran las ofertas de trabajo con la compañía. Me contestaron con “papito tienes que hacer la fila para tus cervezas”.
Me confundí rotundamente. “¿Perdóname?”
“Mira papito, hazme por favor la filita, lléname el cuestionario, y entonces te damos las cervezas”

No tuve más remedio que hacerle caso. ¡Qué carajo! Era el primer “booth” en el cual me detenía y no sabía bien como interactuar. Hice la fila y entendí. MillerCoors sí tenía un “booth” en una feria de empleo, eso no me lo estaba imaginando, pero MillerCoors no estaban allí ofreciendo empleo. MillerCoors estaban regalando cervezas en cambio de llenaera de cuestionarios.

Luego me percataría que habían muchos otros booths que su propósito no era ofrecer trabajo, más bien promocionarse y regalar souvenirs.

Volviendo a MillerCoors. Hacías una fila, llenabas un cuestionario y te daban una bandita (verde fosforecente) con trés lenguetas removibles. Las lenguetas tenían los números uno, dos y tres; tenías que entregar una lengueta por cerveza. El propósito planeado de las banditas es regular el flujo de cervezas saliendo del “booth”. El propósito no planeado es que cualquier persona o posible patrono pueda contabilizar cuántas cervezas te has tomado con una simple mirada a tu muñeca.

Pensé todo esto pero la realidad es que no me pude resistir. “Déjame tomarme tres y después le meto a la búsqueda bien cabrón”. Eso iba a hacer. Lo juro. Hasta que me encontré una segunda bandita abandonada en la alfombra. Me habré tomado unas seis cervezas cuando emprendí en mi peregrinaje a través del mundo de los empleos. Fué en esta peregrinación cuando realicé que esta feria era mayormente ofreciendo trabajos federales. Y la realidad es que eso es una desilución después de haberte creido que ibas a trabajar para MillerCoors. Pero eso no me detendría. Iba a continuar con la actitud de determinación con la cual entré a esta feria.

Pegué a caminar y a conversar con los “expertos” de las compañías. Después de haberme detenido como en diez casetas. Me di cuenta que ninguna me había aceptado tan solo un resumé. Ya yo tenía tres bolsas llenas de lápices, imanes, pines, gorras y brochures; pero ninguna compañía se veía interesada en realmente recibir documentos solicitando trabajo. Pensé que quizá se debía a que tenía una bandita verde fosforecente, y sin lenguetas, indicativo que me había bebido ya tres cervezas. Sin contar las otras tres de la bandita hallada. Opté por quitarme la bandita (de la muñeca) y observar el comportamiento de los “empleados” hacia los “invitados”.
Además de meramente observar, hablé con otros “invitados”.

Tanto lo que vi como lo que escuché me indicaba lo mismo. Nadie estaba recibiendo resumés y nadie estaba entrevistando, por lo menos nadie que yo haya visto. Lo cómico del asunto es que los “booths” en donde sí habían plazas disponibles, te decían que solicites por
USAjobs. Mira puñeta, yo llevo varios meses solicitando (varios) trabajos por ese site y no me ha brindado ningún fruto. Yo sé que estoy menospreciando el site, ya que estoy seguro sí funciona, pero realmente no (lo estoy menospreciando), lo que sí resiento es que de una feria de trabajo te envíen a una página web. Es como dar un paso adelante y dos hacia atrás. “Pal’ carajo ¿donde hay más banditas?” Me quité del peregrinaje y me puse a beber. Todo dado a mi sensación de “lo que haga aquí lo puedo lograr desde la comodidad de mi casa”.

Había vuelto a mi “booth” favorito. Tres cervezas más. Ya daban las cuatro de la tarde y se acababa todo lo que se daba. No las cervezas, más bien mi actitud de jangueo y de continuar bebiendo. Me dediqué a dar otra vuelta. Aquí las fotos.

¡Una fucking Hummer con equipo de música! ¡Super brutal! Ver cameo appearance de la cerveza.

Una orquesta de salseros todo disfrazados como soldados. ¡Subenota!

¿Y quién no puede apreciar un helicóptero? ¡Super brutal!
Esas últimas cuatro fotos son de actividades en las cuales me dediqué a participar ya que son actividades divertidas a hacer cuando tienes nueve cervezas en el coco. En fin, mi experiencia en la feria estuvo cabrona y pienso volver mañana a seguir bebiendo cerveza gratis y participando de actividades divertidas como ver soldados tocando instrumentos o ver Hummers con equipos de música, pero no a buscar empleo.
Anuncios