Archive for the ‘pujando’ Category

Racheteo

febrero 10, 2009

De chiquito mi mamá me decía que era especial por tanto rash que me daba. Y todavía padezco de un “racheteo” cabrón. Quizá esto se debe a que después de tres pasaditas con papel (después de cagar) me quito (de limparme) no importa que. Si el papel sale limpiecito a la tercera pasadita, cool; si a la tercera pasadita todavía está cundidito de caca, cool también y me quedé embarrau’. Pero déjame aclarar, cuando el papel permanece limpiecito de la primera pasadita, doy gracias porque esos mojones que pasaron por ahí son la melaza y me respetan! Eso casi nunca pasa y por ende hay que ser agradecido. Mi amigo Quique una vez me explicó que si uno espera bien cabrón antes de cagar, el mojón se seca y no te ensucia todo el ano al salir. Eso me hizo muchísimo sentido pero casi nunca puedo disfrutar de la caca seca porque no hago nada más que terminar de comer y comienzo a cagar. Quique dice que puede permanecer días sin cagar y le tengo envidia porque con esa dicha puede ir a festivales y conciertos con serenidad en la mente. Ya yo no vuelvo a esas mierdas desde que me cagué encima en el Indie Music Fest. En serio.

Pues recientemente descubrí un truquito para combatir el rash. Es sencillo. Envuelve un papel como si fueras a usarlo pa’ limpiarte el culo. Moja ese papel. Pero no lo mojes demasiado cosa que se te haga añicos en la mano. Tiene que permanecer en una pieza. Después ponlo encima del culo y píllalo entre las nalgas. Las tuyas. Luego, y aqui es que viene el secreto, párate frente al hinodoro y orina. Sí orina. He descubierto que al orinar, hay una tripa que se brota en el mismísimo ano y al brotarse hace contacto con el papel mojado. Esa tripita que se brota pa’ mi que es el origen del rash porque al hacer contacto con el papel humedecido se siente un alivio cabrón. ¿Y porque se brota? No se, pero en serio. La póxima vez que mees, fíjate que estás pujando un poco el culo. Si quieres irte hasta ‘bajo con el experimento, tócate el ano cuando mees y tocaras la tripita de la cual hablo.