Archive for the ‘peliando’ Category

Me enfermé Nasty

junio 5, 2009

Me llevaba sintiendo mal desde el viernes. Todo comenzó con pesadillas esa madrugada. Algo de yo estar compitiendo en un Reality Show de muchos hombres todos tirándole a una mujer. Ok eso no suena tan mal, pero era una de esas pesadillas que te levantas, te vuelves a dormir y táquiti, caes denuevo en el Reality Show. La cosa es que después de 3 ‘0 4 veces, uno pega a confundir la realidad con el sueño y se pone todo bien loco. Fué una noche difícil.

Cuando decido picharle a dormir completamente, ya era de día (como las 5:45am, viernes), y tenía fiebre, dolor de cabeza, tos, dolor de barriga y ganas de volarme los cesos pero bien silenciosamente.

Pasé el viernes, sábado y domingo en cama. Sin apetito. Cada vez que trataba de comerme algo, me daban ganas de vomitar. Y siempre que “arqueo” pienso en la vieja de los Goonies. Esa vieja está muerta por lo menos.

Llegó el lúnes y todavía me sentía super mal, en twitter me convencieron: mis síntomas obviamente indicaban que lo mio era el segundo caso de Fiebre Porcina en PR. Me paniquié un poquito. Ya llevaba cuatro días en esto y, realmente, quería ver a un doctor. No lo había hecho antes porque no tengo plan y no estoy muy bien económicamente. “¡Coño Nerdote estamos hablando de tu vida!”, me dije a mi mismo. Y así mismo hice una mochilita y jalé pal’ CDT que hay por casa.

Para los que conocen del área de Santurce, el CDT queda en la calle Hoare (se pronuncia igual que la palabra “whore” en inglés). La calle Hoare, casualmente, queda a solo pasos, de la parada 15. Famoso paradero de boricuas sedientos de bicho tapado con peluca y maquillaje.

Entro a emergencia el lúnes en la mañana y después de llenar mi información en una pantalla touch srcreen, trato de averiguar si uno puede saber cuanto va a costar “el servicio aqui” antes de que se lo hagan. Cosa que uno pueda irse pal carajo antes de que se lo hagan, si este le parece caro. La delicada dama detrás de la ventanilla me informó lo siguiente: “na’ aqui no se hace eso pero métete pa’ ya en recaudaciones que ellos allí te hacen un plan y puedes pagar por plazas si aquí tuel mundo viene con la mejma cuestión, tranquilo bonbón”. Me dijo “bonbón”. Proseguí por sentarme.

El próximo indivíduo que entró claramente era un tecato. Pero este tecato necesitaba ayuda médica. Tenía sangre por toda la cara y camisa. Tenía la cara tan hinchada que uno no sabía de donde salía la sangre. A mi entender, le habían dado una golpiza al tecato. La delicada le indicó que para atenderlo, el tecato tendría que llenar su información en la pantalla digital. El tecato contestó rapidísimo y con un tono de voz bastante alto “¿llenar? Bruto. Mi mamá. Yo soy bruto.” A todo el mundo en emergencia esto le causo un poquito de pena pero gracia con cojones y nos estábamos riendo silenciosamente. La delicada prosiguió por ir preguntándole la información mientras llenaba en la pantalla. Y aja el tipo hablaba super alto. Asi que le podriamos robar la identidad. Fácil.

La sala de emergencia estaba como mitad llena así que después de que el tecato gritó todos sus datos, se sentó entre dos muchachas con camisas de tweety. El tipo resultó ser una atracción cabrona. Cada vez que abria la boca todo el mundo sonreía. “Yo soy bruto” era una muletilla que recibiamos con los brazos abiertos. Y no es como si lo decía conversando con alguien. EL hablaba solo.

Después de vacilar un rato, el tecato se calló la boca y pude observar que estaba sintiendo el dolor. Se sobaba toda la cara con su mugrosa mano. Habrán pasado unos 15 minutos cuando el tecato se desesperó y se levantó hacia la ventanilla nuevamente:

“mera atiéndeme pendeja. ¡YA!”

A lo cual un tipo, jurándose el defensor de los derechos humanos, se puso de pié y, mientras caminaba hacia el tecato exclamó gritando también:

“Mera cabrón respeta cabrón”

El tecato contestó escupiéndole al otro hombre. Después se comentó que pareció que el gargajo el tecato se lo sacó de la parte de atrás de su cerebro. El gargajo aterrizó en el hombro del otro hombre. El contacto del gargajo con piel desató la demencia en el otro hombre. Reaccionando inmediatamente con un empujón-barra é campo combo que dejó a toda la sala pidiéndo más el tecato se mantuvo de pie pero sin saber que hacer. Detrás de la ventanilla, como por arte de mágia, aparecieron como 6 empleadas nuevas. Ninguna sin saber que hacer. Hasta que alguien en la sala tomó la justicia en sus manos diciendo:

“¡ahhhhhhhh! ¿Te va quedaL dau?” (te vas a quedar dado)

Yo escuché este comentario, y, aunque no supe de donde originó, rápido aprecié su importancia. Su autor estaba pidiendo más. retando al tecato, el cual hasta ahora, se estaba comiendo la mierda.

El tecato optó por hacer sonido de helicóptero con la boca lanzando saliva y sangre por todas partes. Todo el mundo se paniquió pal’ carajo. El otro hombre tomó acción rápidamente. Abrió las puertas de cristal y gritó:

“¡Waleska busca mis guardias!”

¿Mis guardias? Eso como que no lo entendí pero mi preocupación por el momento era taparme la cara para que sangre con SIDA no me entrara por los ojos pa’ dentro. En un minuto entraron dos guardias y se encargaron del tecato. Y al otro hombre le pusieron unas esposas y se lo llevaron pal’ carajo. El otro hombre era confinado y estaba en el CDT para algún tipo de chequeo. ¿Porqué por emergencia? No sé ni me importa. Este tipo logró que yo viera una cosa bien loca e hizo que me olvidara de mi malestar por un buen rato. Espero que no lo hayan jodido mucho por haber causado la pelea contra el tecato.

A mi me atendieron después de un ratito. Me impresioné porque pensaba que en los CDTs el servicio era una mierda. Pero la realidad es todo lo contrario. Se puede hablar malo, te atienden rápido y puedes pagar en plazas. Mi factura fue de $125 y con gusto me tardaré años en pagar. Ya me estoy sintiendo mejor.