Archive for the ‘confución’ Category

Sin Saber una Puñeta

enero 27, 2009

No hay nada peor que no saber que puñeta está sucediendo. Hace como un año me operaron de apendicitis y recuerdo algo desagradable que pasó justo después de la operación. Cuando desperté totalmente de la anestecia había un enfermero introduciendo mi pene en una sopita de yautía.Ok eso es embuste; pero lo que realmente sucedió está bastante a lo loco también. Después de que a uno lo operan, te meten en un cuarto gigante, lleno de gente acabá de operar. Una gritería encojoná en el cuarto ese. Pues ajá no te sacan de allí hasta que puedas mover los pies. Y si la operación que te acaban de hacer incluye amputación de pies, pues no te sacan de alli hasta que muevas la pinga. La cuestión es que me sacaron de alli después de un rato bastante largo. Puede que haya sido hasta más de dos horas pero no estoy seguro. Me ruedan hasta mi cuarto, recuerdo haber conversado con el otro tipo que estaba alli. Al cabrón le habían abierto el pecho una cosa asquerosa y yo con mi tajito pendejo al lado del ombligo. Después vi tele un rato, compartí con mi visita: mi pai, mi mai, 2 ó 3 panas y mi hermana. La cuestión es que ya habían pasado varias horas desde que me operaron. Por “x” o “y” razón, me da por chequiarme el bicho. Entonces sentí el horror. Lo que sentía era que la punta estaba demasiado finita y lisa. Aunque estaba bien cagau’, seguí indagando antes de gritar. Como que no quería hacer un show sin antes asegurarme de que habían hecho un chanchú en el miembro mio. Seguí tocando hasta que descifré que lo que tenía era un tubo metido por el rotito pa’ dentro. Badtrip bien cabrón. Mi papá estaba por ahí y se lo dije como en secreto, indicando que estaba hablando en serio y tenía miedito. El me explicó que eso lo que hacía era sacarme el meau’ sin yo tener siquiera que pujar. Eso está chévere y todo pero coño, me pudieron haber advertido que iba a tener un tubito metido dentro del canelo. Después de alguna deliberación, mi papá me explicó que el tubito es para prevenir que me ponga a caminar por ahí con el fin de orinar, cosa que no me abra la herida de la operación. Pero, ¿Y si me estoy cagando? A lo cual mi papá me contestó: “¿Como te vas a estar cagando si haz estado comiendo sopita y suero desde antes de ayer?” Pausó en lo que se metía una cucharadita de MI sopa. Y continuó: “Oye by the way deberías de probar esta sopita que está riquísima, de yautía, Mmmm”.
Anuncios