Archive for 31 marzo 2009

¡Los Amigos al Rescate!

marzo 31, 2009

Cuando estamos jodíos, sin trabajo y sin dinero; ¡nuestros panas vienen al rescate! Nos vamos en el viaje de que estamos solos en está pendejá. Y por pensar así, es que nos alegramos tanto cuando alguien nos recuerda que lo contrario es la realidad. Hay muchas otras personas más chingados que nosotros. Y a veces, esas personas son más cercanas (a nosotros) de lo que nos podríamos imaginar. Frecuentemente son amistades nuestras las que describen lo miserables e infelices que son. Eso me alegra con cojones porque me siento como si estuviese triunfando en algo, o por lo menos me creo que estoy triunfando sobre esa otra persona. Es como cuando éramos chiquitos que decíamos a nuestras mais: “bueno mami, yo saqué F, pero el salón entero se colgó, es más, alguien supuestamente sacó 20 de 100 pero el mister no dijo quién”. “Acho mami cómprame chitos puñeta”.
¡Mis panas son los mejores! Qué algarabía sentí cuando Chepo me contó que le llegó el bill del celular y que no lo puede pagar. O cuando Rosaura me dijo que el banco estaba apunto de quitarle la casa y no sabía que hacer con sus tres hijos. Pero lo más que me pompió fue cuando Ismael me llamó llorando que estaba desesperado porque no consigue trabajo. El está en un viaje de que eso se debe a que su certificado de buena conducta está manchado, pero yo sé que nadie le da trabajo por ese tatuaje de lágrima que tiene en la cara. Un amigo te provee paz mental tanto como satisfacción. Gracias a todos mis amigos.

Miguel tenía visión

marzo 31, 2009

Tenía un panita que se llamaba Miguel. El todavía existe. Pero ya no le tengo el mismo respeto que le tenía antes. Cuando eramos adolescentes, Miguell logró construir su propia página pornográfica. Era de fotos solamente, ya que para ese tiempo si querías bajar una película, aunque fuese corta, te ibas a chavar esperando porque ella bajara. Era a ley de fotos nadamás. Pero salía una hijaeputa metiendose un cojón de lápices por el chocho. Cogió un bollete cabrón de lapices creando una circumferencia gruesa con como 50 lápices. Era una secuencia de fotos creo. Impresionante. Todavía las revistas pornográficas tripiaban y eran relevantes porque todavía el internet no les había comido el culo (con videos rápidos). Pues el site de Miguel era todo con fotografías robadas de otros sites, particularmente un site que se llamaba atillavista. No se si alguien lo recuerda, pero fue muy importante para el desarrollo de la pornografía en el web.
Miguél dejó caer su página una vez descubríó las drogas y hoy en día trabaja en un banco. Ya no es mi héroe además que tiene dos hijos y se pasa jangueando con ellos. Los otros días estaba yo contemplando secuestrarlos. Una vez tenga a los dos pendejos esos, lo llamaría cambiando la voz, y le diría que solamente le voy a retornar a sus hijos si brinca del techo de su edificio y sobrevive. Odio a Miguel.

¡Star Wars está super Brutal!

marzo 29, 2009

Me siento deseoso

marzo 27, 2009

Quisiera, siempre que llueva, tener una sombrilla, o mejor aún, tener como una terrazita con patitas, para que se mueva al mismo tiempo que yo y me proteja del aguacero. Bregaría que la terrazita tenga una barra con mucho ron y mucha coca-cola. Iba a pedir que venga con bartender incluido pero eso sería medio badtrip porque habría que darle comida y eso.

Quisiera también, siempre que me encuentre cagando en un baño público, tener un sharpee para firmar, hacer dibujos obsenos, o por lo menos pautar Arrocito con Pinga en las paredes que me rodeen. o en la misma puerta. Nunca tengo uno de esos a la mano, excepto una vez que tenía liquid paper y decidí hacer un tipito con cara de loco. Al otro día volví al canvas y alguien le había hecho un pene enorme. Yo me molesté un poco y taché la cabeza del pene. Una vez hice eso, mire la obra y parecía que el tipito original tenía a otro tipito saliéndole del zipper, lo único era que el tipito nuevo tenía un afro encojonau’ que le tapaba toda la cara. Parecían dos dementes. Unos días después volví, y alguien se había empeñado con hacerle una borbuja saliendo de su boca, como en los comics. La borbuja que hizo decía “tengo una pinga bien pelua para metertela por el culo”. Ya esto a mi me encabronó porque no había puesto acento en “pelúa”, y porque logró malinterpretar mi obra de arte. El mamabicho como que se entusiasmó con que aquello era una pinga pelúa cuando la realidad era que “aquello” era otro individuo, con un afro encojonau’, saliendo del zipper del tipo original. Whatever la gente es bien desconciderada.

Quisiera tener unos molleros bien brutales para jangear por ahí con una camisa de Gold’s Gym to’ frontú con una puta sentada en mi pepa.

Recesión; ¡Mámame el bicho!

marzo 25, 2009

Me encontraba analizando como podré combatir esta recesión económica. Se me ocurrieron par de cosas. La primera fue montar un kioskito de cuidar niñitos. Sería como negocio de babysitting. Pero lo innovador sería que yo alquilaría los niñitos pa’ lante para que trabajen en lo que mi cliente desee. Limpieza, pintura de casas, cortaera de grama, etcétera. Y tu te preguntarás: oye pero ven aca, ¿como te aseguras de que no los ultrajen sexualmente? Fácil, yo les voy a poner una tinta en sus penes, sus tontis y sus culos. Esta tinta la untaría con mis propias manos, para asegurarme que está bien aplicada. Si esa tinta, al final del período de prestación, no está allí, significa que hubo algún tipo de foul-play. Si el niñito vuelve a mi con su tinta intacta, eso significa que no ocurrió nada fuera de lugar. En este caso, removería la tinta con “sobito” de cremita especial sobre la tinta. A veces, pa’ tripiar, me pondría la “cremita mágica” en la punta del bicho mío. Lo bueno de este negocio es que les saco mucho dinero a los niñitos: sus padres me pagan para que los “cuide” y los alquilantes me pagan por la renta temporera de los niños. Si pierdo chavos soy un morón.

La otra idea que se me ocurrió sería montarme en la máquina del tiempo. Ir a los años setenta y pegarle SIDA a par de gente. Se formaría un sal-pa-fuera cabrón y moriría mucha gente la cual hoy ocupa trabajos importantes los cuales yo deseo. Pero esta idea la descarté rápido porque la máquina del tiempo todavía no está lista.

Y vi la Luz

marzo 24, 2009

EL otro día una amiga me iluminó. Ella lee el blog y me explicó que es mejor permanecer sentado para limpiarse el culo. Ella me dejó saber que pararse después de hechar la criolla es un “nou nou”. Comenzamos a hablar de cuantos “swipes” requiere mi culo para que éste quede limpiecito. Yo le dije que no sabía porque cada “swipe” de papel que ejecuto contiene granitos de caca. Desde el primero hasta el decimosexto. Procedí por explicarle que mi mamá un día me dijo que la apertura de mi ano es rara y que quizá a eso es que se debe la dificultad de limpiar mi culo completamente. Terminé esta conversación prometiéndole a mi amiga que intentaría limpiarme el culo estando todavía sentado en el toilet.

Después de la conversación, se me olvidó quedarme sentado como hasta la quinta vez que cagué. Y eso fué el mismo día de la conversación. El día después recordé no levantarme y vi la luz. Yo reconozco cuando me equivoco y déjame decirte, si eres como yo, y te levantas como un loco después de cagar. Detente, vívete la vida y sal de esas páginas negras. Límpiate el culo sentado y me lo agradecerás. No vas a llegar ni a los diez “swipes”, garantizado. Pensé que hasta podía guardar el bollito de papel y utilizarlo la próxima vez que cague, pero mi amiga me explicó que eso no es una buena idea porque atrae moscas.

Este experimento fue todo un éxito y se lo comenté a mi amiga. Cuando le pregunté su número mágico, ella me dijo que solamente le sometía un “swipe”. Yo me quedé mamando. Como que “wow, esta mujer tiene el culo super limpio, siempre”. Pero me puse a analizar y me di cuenta de que me estaba tomando el pelo. ¿Como va a ser que le tome solamente un “swipe”? ¿Si ese primer “swipe” tiene caca, no le sometería OTRO “swipe” para asegurarse que quedó limpio el culo? Ella se dió cuenta que la atrapé en el embuste y empezó a tratar de arreglarlo diciendo que ese primer “swipe” siempre salía limpio pero yo me quedé como que “si aja” y ella se fue pal’ carajo llorando como la pendeja que es.

El punto es que tienen que intentar esta revolución de limpiarse el culo sentados. Dado a que las nalgas están separaditas, el ano está en la posición más adecuada para sacarle toda esa mierda de allí. Inténtenlo para que vean.

Tirando puños algarete

marzo 23, 2009

Hay veces que extraño los brazitos de bebé que salían de mis hombros. Eso era cuando tenía cuerpito de bebé. Pero, ¿que no estaría cabrón darle puño a una mujer? Dar dedo estaba de moda en los noventas, pero hoy, gracias al fenómeno de los youporns y redtubes, la que hay es dar puño. Pero literalmente dando golpes, rezando por no hacerle tantísimo daño. De tener uno esos brazitos de bebe, las probabilidades de hacer daño disminuyen considerablemente. Estamos hablando de cerrar la palma de la mano y pegar a tirar puños algarete en esa área. Teniendo estos brazitos, el chocho funciona como un embudo y obliga al puño a entrar en la tipa. A menos que uno se equivoque un poco y falle el chocho. Si uno se queda con el puño adulto, la tipa se chava porque va a terminar toda golpeada. Y ella no se merece eso.

¡Nos salvamos ahora con los enanitos queriendo ser humanos!

marzo 22, 2009

Están dando un programa de enanitos. Es en el canal 98 y relata la vida de unos enanitos extraordinarios. ¡Hablan y todo! Ellos conversan entre sí y hasta tienen hijos tamaño humano. Y los hijos tamaño humano los tratan como si nada para que no se sientan mal. En el episodio que están dando, el papá enanito le está dando consejos de amor a su hijo tamaño humano; whatever. Este tipo está viviendo una fantasía cabrona.

Chequeate lo que me pasó ayer

marzo 18, 2009

Estaba con moquera, soplándome la nariz y viendo America’s Next Top Model. De repente, alguien trató de abrir la puerta. Estaba forcejeándola bien cabrón y opté por arriesgar mi seguridad y abrir la jodia puerta. Entró a mi casa un tipito disfrazado de ángel, pero con una camisa de tweety. Viene el tipito y, con ojos como de reto, o de prueba; me dice que lance al zafacón la bolita de kleenex que tenía en la mano. Me encontraba como a 13 pies del zafacón. La bolita se sentía bien en mi mano. Al parecer, los fluidos mucales le habían brindado el peso adecuado para que esta navegase los aires sin irse volando pal’ carajo.

Sin protestar decidí tirar la bolita. Me acomodé como todo un baloncelista y la lancé. Poniendo la mueca monga y todo. Como patito. La fucking cosa cabrona fué que ¡encesté la hijaeputa! Yo todavía no le había dicho nada al tipito pero ya me estaba sospechando que me quería reclutar para algo bien importante.

Fue bien raro porque el tipito disfrazado de ángel hizo como una mágia y produjo otra bolita de kleenex y me la puso en la mano como indicando que volviera a intentar el tiro. Ya yo me estaba sintiendo como en una película. Volví y tiré la bolita y nuevamente. La encesté. Mis instintos querían hacerme brincar y gritar de la alegría, pero me aguanté. Si este tipito disfrazado de ángel realmente me reclutaría para algo importante no quería disgustarlo con una celebración bien pendeja.

Todavía el tipito no decía nada y ya yo le estaba cogiendo el swing a la pendejá esta de comunicarnos con miradas y gestos. Después de un breve momento el tipo produjo una galletita y me la puso delicadamente en mi mano. Pensé que quizá el quería que la arroje al zafacón pero se veía bien rica y opté por quedarme con ella para comérmela después. Luego, el tipito se volteó como para irse, pero antes de caminar hacia la puerta, se bajó los pantalones. Yo estaba observando por pura curiosidad pero al mismo tiempo estaba como que “este tipito disfrazado de ángel está bien algarete”. Pues el tipito, ya con los pantalones de ángel en los tobillos, se eñangotó. Yo, todavía aturdido, no sabía que hacer con la galletita. Hasta que pasó una cosa cabrona.

El tipito comenzó a botar queso de nacho por el culo! Lo más cabrón es que el no empujaba ni nada, no mostraba ningún esfuerzo para defecar el queso de nacho. Era un fluido constante de queso de nacho. Y por fin entendí el motivo de su visita. Tomé la galletita y la dipié en el anito del ángel. Ayer fue magnífico porque realizé que los sueños se hacen realidad. Terminamos conversando y me quedé dormido.

Hoy cuando me levanté, el no estaba por todo aquello y pensé que quizá me lo había imaginado. O quizá había sido todo un sueño. Pero todas mis dudas desaparecieron cuando me miré en el espejo y tenía “huelebicho” escrito en la frente. En verdá que el tipito se guilló.

http://arrozconpinga.blogspot.com/2009/01/mano-tengo-otra-idea.html

¡Arranca pal’ carajo puñeta!

marzo 17, 2009

Estábamos bellaquiando bien brutal. No la podíamos bregar con la intensidad del momento. Entonces viene la cabrona, y en tono de seducción, me pregunta: ¿Te puedo toquetiar el ano? Yo me puse medio serio pero le contesté “claro que sí, jodia pendeja”. Entonces me apresuré y me cagué encima. Otra victoria para los libros.
http://gajonation.blogspot.com/2009/03/diente-por-diente-ojete-por-ojete.html